La Terapia Regresiva

Llevaba mucho tiempo sin actualizar el blog!! y más tiempo aún adelantando que quería hacer esta nueva categoría «de psicología y terapias complementarias», donde revisaremos técnicas y corrientes de Psicología, y también Terapias complementarias. El objetivo de esto es comprenderlas un poco mejor y así tomar una decisión informada a la hora de comenzar un acompañamiento psicoemocional. Al final el tipo o forma que escojas no es lo importante, lo importante siempre es que te haga sentido y confíes en el terapeuta, y para eso necesitas saber de qué se trata. Para partir hablaremos de mi muy amada Terapia Regresiva.

¿En qué consiste la Terapia Regresiva?

A veces no sabemos cómo explicarnos ciertos conocimientos, gustos, miedos, síntomas, relaciones, reacciones e incluso dolores físicos que están presentes en la actualidad y nos pasamos la vida tratando de darle alguna respuesta. O, peor aún, nos resignamos y asumimos que no queda más que vivir con eso. La maravillosa Terapia Regresiva, también conocida como Terapia de las Vidas Pasadas, tiene unos alcances sorprendentes para comprender y sanar desde su origen casi cualquier temática, una tremenda oportunidad para conocerse y evolucionar.

Pongamos un ejemplo: Soy sumamente temeros@ desde que tengo memoria, el miedo me limita y paraliza y no sé de donde surge esta potente emoción. He dejado pasar un montón de oportunidades por miedo y me siento estancado. He ido a terapias tradicionales pero no logro descubrir de donde sale tanto miedo… mi mamá es un poco aprensiva, pero no sé si para tanto, y tampoco he vivido alguna situación de peligro de muerte o muy traumática como para ser así. Creo que no me queda más que aceptar que simplemente soy así…  

Entonces…

Si trabajamos un caso así con Psicología verbal tradicional nuestro techo es muy bajo, ya que a pesar de que la persona del ejemplo ha intentado descifrar de donde viene esta emoción no ha tenido éxito. Eso nos muestra que necesitamos acceder al material inconsciente y trabajar con eso. Para eso buscaremos alcanzar un estado de trance, que puede ser alcanzado con distintas técnicas, el que nos permitirá acceder a nuestro material inconsciente. Durante el trance nunca perdemos la consciencia, más bien nos encontramos en los llamados “estados ampliados de consciencia” donde nuestra consciencia tiene mayores alcances de lo habitual. Esto nos permitirá buscar el real origen de la temática que hoy nos afecta. Y una vez encontrado, re-experimentar la vivencia traumática, liberar la energía e información contenida en el inconsciente relacionada a esta y por lo tanto resignificarla y procesarla.

Cuando trabajamos con estados ampliados de conciencia tenemos acceso a momentos que marcaron nuestra alma y repercuten de alguna manera en la actualidad, para así sanarlos de manera profunda y experiencial. Esto es posible debido a que el alma no entiende el concepto de temporalidad, por lo que toda marca (traumas, lazos, mandatos, promesas, etc) será vivenciada como si estuviera ocurriendo en la actualidad. Esto sin importar si ocurrió el día de ayer, en la infancia, en el vientre materno o en alguna vida pasada, por lo que es ahí se buscará para encontrar la sanación.

Los beneficios de la Terapia Regresiva

Con la psicoterapia verbal, la psiquiatría moderna, la farmacología y gran parte de las terapias actuales tenemos un alcance muy acotado y solamente atacamos el síntoma, pudiendo incluso “dormirlo” o movilizarlo, dando la ilusión de que me sané, pero no haciéndolo realmente. Esto finalmente le da espacio a crear síntomas nuevos o a que se reactive el síntoma en cuanto se termine el tratamiento (o necesites cada vez medicamentos más fuertes).

Cuando tenemos alguna temática inconclusa o que no se procesó de manera total buscamos, de manera inconsciente, situaciones, patrones, estilos de relaciones, comportamientos o emociones similares a las que nos generan conflicto en un intento de completar su procesamiento. Es el típico «siempre me pasa lo mismo», «siempre me toca este tipo de pareja» por ejemplo. Esto en psicología se llama “compulsión a la repetición” y como decía, es un intento de nuestra psiquis de completar esto que no terminó de procesarse… El problema es que generalmente lo hacemos sin nuevos recursos ni nuevas formas de afrontamiento, por lo que en realidad solo le agregamos más carga al material inconcluso en vez de completar su procesamiento.

Lo que me encanta de la terapia regresiva…

Es que con ella podemos acceder a cualquier momento de nuestra existencia (entiéndase cualquiera!) a buscar estas experiencias no resueltas, traumáticas y no procesadas que pueden estar trayendo consecuencias en la actualidad para resignificarlas y sanarlas. Ojo y muy importante entender que no estamos retraumatizando al revivir la situación (ya que la terapia es experiencial), sino que por primera vez la persona comprende, procesa y libera toda la energía que esta estancada. Así se agota la causa real de lo que esta produciendo síntomas y dificultades en la actualidad (y por lo mismo sanando profuuuuuundamente, es hermoso!). Estas experiencias pueden ser vividas tanto en las emociones, en el cuerpo, en imágenes, en sensaciones e incluso en creencias, por lo que la sanación será transversal, profunda y significativa.

Y para ir terminando, es fundamental entender que a diferencia de las regresiones, donde solamente se va a recordar la experiencia que se busca, en la Terapia Regresiva se trabajará con el material que surge, agotando lo más posible las emociones asociadas a la experiencia, realizando además un trabajo energético y simbólico. De esta forma resignificamos y reprogramamos conscientemente las creencias que surgieron en la situación y que arrastramos a la actualidad.

¿Te gustaría tratarte con Terapia Regresiva o formarte como terapeuta?

Si te llama la atención y te gustaría iniciar un proceso con Terapia Regresiva, mi consulta queda ubicada cerca del metro Pedro de Valdivia, en Santiago de Chile y la sesión de terapia regresiva se puede realizar sólo de manera presencial. Producto de la pandemia no he realizado terapia regresiva este último tiempo, pero espero que próximamente ya pueda retomar.

Y Ojo!!!! que junto una amiga, socia y colega realizamos la Formación en Terapia Regresiva, donde formamos terapeutas sin necesidad de tener conocimientos previos ni ser psicólogos!! Tiene una duración de 5 meses y es impartida en modalidad 100% online, por lo que no importa en qué parte del mundo estás, puedes realizarla!!!

Más información en nuestro instagram @almameraki.cl, (dejaré un botón rápido más abajo), donde pueden encontrar testimonios de nuestras recién egresadas, y estaremos haciendo lives sobre terapia regresiva y todo lo relacionado a la Formación.  

Si tienes dudas o quieres agendar una hora o iniciar la formación, me puedes escribir en el formulario de contacto o ingresar a mi perfil de Instagram y enviarme un mensaje, te dejo un botón directo para ambas opciones!

¿Quieres contactarme?         

Y eso por hoy! Ya les contaré de una técnica de la psicología transpersonal que también trabaja en base a los estados ampliados de consciencia, que es de otro planeta y es mi otro (eterno y profundo) gran amor!!

Un abrazo enorme, no olviden seguirme en Instagram, que es la red social que más muevo, tanto el mío como el de Alma Meraki!

Cariños y gracias por leerme!!

Coté


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *