¿Que pensamos de la adolescencia?

La adolescencia, como todos sabemos, es la etapa intermedia entre la infancia y la adultez que esta repleta de cambios a nivel físico, emocional, psicológico y social, lo que la convierte en una etapa fundamental en la vida de las personas y no solamente un periodo de transición.

Cuando hablamos de adolescencia lo primero que se nos viene a la mente es “ellos adolecen” y por lo mismo es muy sencillo centrarnos en todos los aspectos negativos que puede llegar a tener: ya no son niños fácilmente controlables, son más reacios a la conversación con los adultos (son unas ostras!), actualmente agregamos el factor “celular” que los aísla en un mundo virtual, son menos receptivos a la guía paterna, más oposicionistas, se influencian con mayor facilidad por sus pares, y miles de características más que podríamos estar mencionando largamente, pero ese no es el punto de esta entrada. He visto varias páginas que se enfocan en “como sobrevivir a mi adolescente” “las claves para que mi adolescente me escuche” y varias más. Yo no quiero esto…

Cambio de mirada

Yo quiero que nos detengamos a pensar en todo lo que se puede lograr con una adolescencia acompañada amorosamente, guiada (dentro de los rangos de acción), con aprendizajes ricos y experiencias positivas y dejando espacio a que ellos logren el propósito de esta etapa: replantear su definición personal, hacerse adultos con identidad y salir airosos de esa monumental tarea.

Y es que hay un tema fundamental que no podemos dejar de considerar relacionado al potencial de la adolescencia: el cerebro. El neurocientífico y autor Laurence Steinberg de la Universidad de Temple, Filadelfia explica que en esta etapa el cerebro posee una estructura muy plástica, susceptible de cambiar y evolucionar notablemente de acuerdo a los aprendizajes y vivencias. Continúa en desarrollo, es sumamente sensible a las experiencias y es nuestra última oportunidad para crear enormes ajustes que afectarán en la adultez. Por lo mismo, también es relevante considerar que los daños que puede provocar el consumo de drogas y alcohol antes de su completa maduración es irreparable.

Un gran desafío

Producto de esta misma plasticidad, el lóbulo frontal, encargado de tomar decisiones, planificar, anticipar consecuencias y del razonamiento lógico se encuentra en el periodo más maleable de todos, de manera que la forma en que se enfrentan a riesgos siempre será menos previsora que en la adultez. Ellos buscarán estímulos nuevos, desafiantes y que traigan consigo nuevas vivencias, y como adultos podemos apoyar para que este incursionar en nuevas sensaciones sea lo más protegida y beneficiosa posible (programas de intercambios, un nuevo deporte, un nuevo idioma, aprender a tocar un instrumento, etcétera) para desarrollar su pensamiento avanzado y su auto regulación. Ojo que esto no tiene que ver con cantidad de trabajo para tener sus días copados de lo mismo, sino con agregar actividades novedosas y que los motiven. Recordemos que están llenos de energía, pero que es un periodo en el que se pueden desarrollar fácilmente trastornos ansiosos (en esta temática profundizaremos en otra oportunidad). Con respecto a esto puedes revisar la entrada «Manejando mi ansiedad.» 

Además de esto, es una etapa donde se toman decisiones tan fundamentales como “qué tipo de persona quiero ser en mi adultez”. Con esto no me refiero a la vida laboral, sino que a nivel humano. Ellos comienzan a dar pasos para descubrir lo que les hace sentido y lo que no, van estableciendo sus puntos de vista, formulando sus propias opiniones y definiendo como van a pararse en este mundo, y es fundamental estar ahí como adultos para acompañarlos en este proceso. De esta manera es como se irá dibujando la relación que tendremos como padres con ellos, ya sea distante y críptica o de confianza mutua.

Por todo esto, la importancia de nuestra presencia haciéndolos ver toda la responsabilidad y potencial que tiene esta hermosa etapa va a ser decisiva a la hora de evaluar el día de mañana como atravesó nuestro adolescente esta etapa trascendental de su vida.

Para cerrar les dejo este video creado por ING de España junto con UNICEF para que recordemos todo lo que es la adolescencia.

Espero que les haya gustado, les sea de utilidad y que juntos comencemos a cambiar la percepción de esta etapa vital tan hermosa y llena de potencial.

No olvides unirte a mi grupo de Facebook para no perderte ninguna publicación!!

Únete a nuestra comunidad de Facebook

Cariños y nos leemos!

Coté

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *